Una inercia nada casual

Aunque doctores tiene este deporte con teorías para cada resultado, el fútbol no sólo es un estado de ánimo ni la suerte un factor desechable ni esencial para explicarlo todo. Por eso este Mancha Real no era antes un equipo gafado o un fraude para sus expectativas propias y ajenas, ni ahora un conjunto nuevo bendecido por el éxito y la varita mágica del buen juego y el acierto. ¿Cómo explicar entonces esta segunda vuelta tan dispar a la primera? Pues al margen de factores exógenos, como las lesiones, los cambios en el plantel o la esquiva pizca de fortuna, había un elemento indispensable y casi siempre cotizado a la baja en este deporte: el tiempo. Se necesitaba tiempo para construir desde cero un equipo, tiempo para que Rizos trasladase a sus jugadores su idea de juego, idea que, por cierto, también ha evolucionado y mejorado gracias, precisamente, al tiempo. Y tiempo, en última instancia, para esperar a recoger los frutos de lo cosechado en su día tras una planificación acertada pero discutida por su orfandad de resultados.

Atco. Mancha Real 5 - Villacarrillo C.F. 1

Aunque doctores tiene este deporte con teorías para cada resultado, el fútbol no sólo es un estado de ánimo ni la suerte un factor desechable ni esencial para explicarlo todo. Por eso este Mancha Real no era antes un equipo gafado o un fraude para sus expectativas propias y ajenas, ni ahora un conjunto nuevo bendecido por el éxito y la varita mágica del buen juego y el acierto. ¿Cómo explicar entonces esta segunda vuelta tan dispar a la primera? Pues al margen de factores exógenos, como las lesiones, los cambios en el plantel o la esquiva pizca de fortuna, había un elemento indispensable y casi siempre cotizado a la baja en este deporte: el tiempo. Se necesitaba tiempo para construir desde cero un equipo, tiempo para que Rizos trasladase a sus jugadores su idea de juego, idea que, por cierto, también ha evolucionado y mejorado gracias, precisamente, al tiempo. Y tiempo, en última instancia, para esperar a recoger los frutos de lo cosechado en su día tras una planificación acertada pero discutida por su orfandad de resultados.
REAPARICIÓN TRIUNFAL
Corbacho volvía a un once titular tras un tiempo en el dique seco y cuajó un partido notable con dos goles y una asistencia.
Por eso, ahora cuando todo va rodado, este equipo quiere saborear este momento y darle continuidad para posponer lo máximo posible el próximo traspié. Ayer, en una tarde gélida pero acogedora por los ánimos de la grada, el equipo volvió a rayar a una gran altura. Costó entrar en la dinámica de juego habitual de los verdes como locales, pero finalmente el dominio llegó y el Villacarrillo fue cediendo terreno pese a su buena disposición inicial. El primero en tener la mejor ocasión fue el talentoso Joaquín. Fruto de una buena combinación, el centrocampista verde se encontró en un mano a mano excepcionalmente resuelto por el meta Samu. Era el prólogo a la sucesión de ocasiones locales sobre una popa celeste ya con demasiados orificios que tapar. Poco después sería el incansable Ordóñez quien mandase otro aviso en un disparo desde la derecha. Y hasta ahí pudieron contener los de Párraga tanta grieta atrás. El gol llegaría en la siguiente jugada con la intervención directa de uno de los capitanes del buque verde. En un balón sin aparente complejidad para el achique del lateral, la generosa presión arriba de Óscar Quesada propició un error para recuperar el esférico, dárselo al mago Pedrito y que éste asistiera a Corbacho para anotar en boca de gol. La grada lo celebró especialmente no sólo porque fuera el primero, sino por llevar la rúbrica de un hombre cuya participación se añoraba.

Vitu anotó el 4-1 nada más salir al terreno de juego. (Foto: Juan Carlos Fernández / @juancamartos)
La nieve comenzó a caer finamente en el último tramo del primer acto. El Villacarrillo se estiró tímidamente y el ex delantero verde Fran probó con un disparo lejano atajado por Lopito sin excesiva dificultad. Pocas más noticias llegaron del ataque visitante, mientras que los locales insistieron en su empeño por irse al descanso con una renta mayor. Albertillo lo intentó primero con una vaselina atajada por Samu, y lo logró después, al filo del descanso, tras aprovechar una asistencia de Corbacho. Terminaba así la primera parte con el partido aparentemente encauzado.

En la reanudación, los visitantes pusieron la incertidumbre en el marcador gracias al tempranero gol de Fran, quien sacó provecho de un desajuste en la zaga verde. Pero las dudas las disipó un minuto después Corbacho anotando de cabeza su segundo gol a pase de Ordóñez. Con la ventaja nuevamente ampliada, el partido ya transitaría por una concatenación de oportunidades verdes. Incluso desde el banquillo villacarrillense se comenzaba ya a pensar en futuros envites al darle entrada a Sabaca en sustitución del goleador Fran. El equipo de Rizos disfrutaba con el balón sobre un campo cada vez más rápido al arreciar la nevada. Albertillo volvió a probar suerte con un disparo lejano y Armando rozó el cuarto en un disparo a bocajarro como culminación de una buena asociación. Era el anticipo de lo que vendría tras los cambios locales: el primero fue el de Corbacho, muy aplaudido tras completar una notable actuación en su primera titularidad tras la lesión, por un Vitu igualmente aclamado por una afición deseosa de reencontrarse con el nueve de Veracruz.

Óscar Quesada conduce el balón presionado por un jugador del Villacarrillo. (Foto: Juan Carlos Fernández / @juancamartos)
No tardó el flamante delantero verde en afinar puntería y, en el segundo balón que tocó, hizo el cuarto para delirio de un graderío expectante a un último tramo ya decantado por completo del lado verde. Resonó el ya viejo conocido grito de ¡Vitugol! para calentar al público resistente en su localidad a pesar de las bajas temperaturas. Poco antes del tanto, Párraga movió su banquillo para darle minutos a dos de las incorporaciones invernales: Yuri y Cristian. El técnico visitante pensaba en su siguiente compromiso, mientras que Rizos introdujo a Garrido y Paredes para refrescar la medular. Aún se generarían más ocasiones y, en una de ellas, Pedrito obtuvo el justo premio del gol a su excelente partido. Sin necesidad de cumplimentar el tiempo añadido con una descarga de nieve cada vez más copiosa, Gallegos Jiménez marcó el final y el público pudo despedirse de su equipo con una merecida ovación antes de marcharse en busca del calor de casa.

Jornada 28 | 3ª Gr.IX | Temporada 2017/18
Goles: ⚽️ 1-0 | 22' | Corbacho ⚽️ 2-0 | 44' | Alberto ⚽️ 2-1 | 51' | Fran ⚽️ 4-1 | 68' | Vitu ⚽️ 5-1 | 83' | Pedrito
Árbitro: Juan Gabriel Gallejos Jiménez | Asistentes: Pedro De Amo Panadero Alejandro J. Jiménez González
Estadio: La Juventud (Mancha Real) | Unos 500 espectadores
5
Atco. Mancha Real
1. Lopito (p.)
2. D. Ordóñez
3. Nando
4. Á. Carmona
Tarjeta Amarilla82'
5. C. Jiménez
6. Ó. Quesada
Cambio76'
7. Armando
8. Joaquín
Cambio67'
9. Corbacho
10. Pedrito
Cambio76'
11. Alberto (c.)
Cambio76'
12. Paredes
13. Álvaro (p.)
Cambio76'
14. Garrido
Cambio67'
15. Vitu
16. Á. Rodríguez
Entrenador Entrenador:
Manuel M. 'Rizos'
1
Villacarrillo C.F.
1. Samu
2. Abraham
3. Sergio
4. Niza (c.)
5. Moisés
Cambio68'
6. Fabio
7. Dani
Cambio68'
8. Juan Ángel
Tarjeta Amarilla6'
Cambio58'
9. Fran
10. Toni
11. Cuevas
Cambio68'
12. Yuri
13. J. López (p.)
Cambio58'
14. Sabaca
Cambio68'
15. Cristian
16. Serrano
Entrenador Entrenador:
Jesús Párraga

Once de inicio del Atco. Mancha Real. (Foto: Juan Carlos Fernández / @juancamartos)

Once de inicio del Villacarrillo C.F. (Foto: Juan Carlos Fernández / @juancamartos)
Etiquetas:

Comentarios

MKRdezign

Personalizado por MRDIGITAL93.com

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget